Lorena Freitez: “En Venezuela ahora tenemos supermercados vacíos y neveras llenas” Entrevista con la exviceministra de Comunas y Movimientos Sociales de Venezuela

  05/05/2015

del-Venecuela-que-ha-no_ARAIMA20150505_0016_18

Por: MARTA RODRÍGUEZ ara.cat/societat 05/05/2015 00:00

Con 33 años, Lorena Freitez ya tiene en su currículum haber sido viceministra de Comunas y Movimientos Sociales del gobierno de Venezuela. Psicóloga de formación, visitó Barcelona en vigilias de la Cumbre de las Américas, donde el presidente Nicolás Maduro entregó a Barack Obama miles de firmas en contra del decreto que declara el país una amenaza para los Estados Unidos. Defensora a ultranza de la revolución bolivariana, asegura que el chavismo es la historia de un éxito.

¿A que se dedica un ministerio de Comunas y Movimientos Sociales?
Es un ministerio que apoya a organizaciones territoriales, las Comunas, y también vecinales, y movimientos sociales de tipo sectorial. Nace con el mandato de las leyes del poder popular, que promueven mecanismos para el ejercicio de la gestión pública.

En Cataluña tenemos consejos comarcales y se habla de duplicidades.
Más que una duplicación de funciones, es complementariedad. Hay elevados niveles de participación. Es la clave del modelo Chávez, no sólo retórica.

Hay numerosas denuncias de falta de democracia el país.
Nuestro sistema electoral ha sido auditado por organismos internacionales, pero hay sectores con intereses para desestabilizar a los que hoy en día construimos la hegemonía en América Latina. El 2002 Chávez era una de las voces disidentes en la Cumbre de las Américas y ahora Venezuela es el paradigma bolivariano.

¿El deshielo de los Estados Unidos con Cuba deja más sola Venezuela?
No. La sorpresa es que los Estados Unidos están decepcionados porque la mayoría de los países latinoamericanos nos apoyan. El deshielo con Cuba nos parece una conquista, un hito en la reconfiguración de los espacios de articulación de la región. En el gobierno norteamericano sólo le quedó la opción de incorporar Cuba para dialogar, como tampoco le quedará más remedio que iniciar un diálogo con Venezuela desde el respeto.

Qué queda del chavismo?
Chávez plantó la semilla de los gobiernos comunales, de los entramados de organizaciones vecinales que han conseguido la socialización de los medios de producción: tierras, equipamientos, maquinarias, recursos. Se han puesto las bases porque emerja una nueva raíz productiva.

¿Quiere decir más diversificación contra el monocultivo del petróleo?
Sí, Venezuela ha vivido enganchada al petróleo y queremos que surjan nuevos actores económicos, centrados en el sector primario. La caída de los precios del petróleo no es casual, forma parte de la guerra económica. Después de la muerte de Chávez, ciertos sectores empezaron una guerra económica y boicotean la distribución de alimentos, que está motivada por la política de control de precios en beneficio del salario de los trabajadores.

¿En que ha beneficiado este control de la renta a los trabajadores?
Ha democratizado el consumo. En estos momentos hay un reacomodamiento de las fuerzas productivas y del mercado, al tiempo se repite el mantra, en el interior y fuera de Venezuela, que desde que murió el comandante Venezuela está al borde del colapso. Pero el pueblo ha resistido todos los ataques para desmoralizarlo.

¿La desmoralización no llega por las tiendas desabastecidas?
Vaya a preguntar a los que hacen cola en las tiendas. Antes teníamos supermercados llenos y neveras vacías y hoy tenemos supermercados que se desabastecen muy rápidamente y las neveras y despensas de la ciudadanía llenos de comida. La gente se tendría que preguntar por qué en Venezuela no se ha producido la anunciada explosión social.

Algunos apuntan al autoritarismo.
Queda claro que hay actores que prefieren crear malestar, pero la gente tiene esperanza, y es esto el que los permite tener paciencia.

Paciencia son los 50 años de Cuba?
La sumisión hacia el neoliberalismo está llena de depresiones, decepciones, de la sensación de no poder hacer nada. Pero en Cuba y Venezuela la gente tiene una gran paciencia transformadora, se siente protagonista, no es una paciencia llena de desmoralización ni frustración. Allá no hay suicidios.

Tan mal lo ve por aquí?
Tengo una percepción de la España actual muy esperanzadora.

Si habla de Podemos, no les beneficia un halago desde Venezuela.
No los conozco, pero miramos las nuevas alternativas con interés. Hay un clima de esperanza, una movilización sobre todo social, que no es de vanguardias. El malestar por el neoliberalismo ha permitido un nuevo clima político.

En Venezuela hay líderes opositores en la prisión. ¿Esto no resta calidad democrática a las elecciones legislativas de finales de año?
Todos los partidos tendrán representación y candidaturas. Pero tengo que decir que la oposición venezolana ha tenido un proceso lamentable de fragmentación. A nosotros nos interesa que haya una oposición sólida, que se vea que hay disputa por el poder.

Este año la oposición se ha movilizado menos porque el imperio ha decidido tomar las riendas del proceso de injerencia por la inoperancia política de los partidos venezolanos.

El imperio son los Estados Unidos?
Si

http://www.ara.cat/societat/LORENAFREITEZ-Venecuela-supermercats-neveres-plenes_0_1351664846.html